cíclope imagen

Damos vida a tus recuerdos. Hacemos realidad tus sueños

Jueves Fotográfico IV: El Balance de Blancos


Como siempre, lo primero es recordaros que podéis encontrar las normas de los Jueves Fotográficos AQUÍ

IMPORTAANTE: la semana pasada, no sé por qué, hubo problemas con la entrada y algunas personas no pudieron verla motivo por el cual la duplicamos. Para los que nos visitasteis y os sentisteis decepcionados, os pido disculpas y os recomiendo que visitéis ahora la entrada pues  puede que os resulte interesante. Disculpad las molestias. No sé qué pasó


Y, ahora, ¡a empezar!

Supongo que todo el mundo ha oído hablar del balance de blancos o ha visto que tiene esa opción en su cámara y, seguramente, ha pasado de él y lo ha dejado en automático ¿para qué preocuparse de una opción que, dejándola por defecto, funciona bastante bien? Mi respuesta: porque te permite un control mayor sobre tus fotos que, al fin y al cabo, es lo que buscamos con este curso: dejar de hacer fotos correctas para hacer fotos, por lo menos, originales.

Además, cuando, aunque sea sin querer, has puesto un balance de blancos equivocado, puede que la mejor foto de una serie, salga rara, amarilla o azul


Y, a no ser que seas un genio del Photoshop como yo (es broma, cada uno sabe de lo suyo) o conozcas a alguno, puede que una foto importante de tu vida se vea siempre como lavada con azulete.


En la imagen siguiente podéis ver cómo cambia según se le aplique un balance de blancos u otro.


Lo cierto es que, cuando buscamos información sobre el tema nos encontramos con un montón de datos sobre la temperatura de la luz, los grados kelvin, la energía lumínica, gamma compensada, bla bla bla. Y todo eso asusta. Pues aquí no vamos a hablar de nada de eso, bueno, solo lo justo para que quede claro de qué va esto. La idea de estos tutoriales es justo esa: explicar solo lo necesario para aplicar a nuestras fotos. No necesitamos saber que la temtemperatura de la luz de una vela es de 1900ºK y la del sol a medio día es de 5500ºK. Nos interesa más saber que la primera es roja y la segunda blanca.

Lo importante es que, aunque nuestros ojos y nuestro cerebro vean siempre igual los colores eso se debe a que son verdaderos prodigios capaces de regular una especie de balance de blancos interno, pero nuestra cámara, por muy sofisticada que sea, verá las cosas como realmente son. Y, lo cierto es que, dependiendo de que la luz sea natural o artificial el color de esta es distinto y, por tanto el de la escena (insisto, aunque nosotros no lo notemos). Incluso, a lo largo del día, el color de la luz es distinto y lo notamos, sobre todo, en los blancos, pero también en el resto de colores.

Se conoce como Balance de Blancos precisamente porque lo que hace es compensar el color dominante de la luz: si tienes una luz azulada, como en las sombras, el balance de blancos añadirá un tono rojizo, cálido, para compensar el frío dominante (más o menos la idea es esa, no vamos a ponernos técnicos ahora)

Desde el amanecer hasta las 10 o las 11 de la mañana suele ser rosácea


En las horas centrales del día, en cambio, la luz es blanca, neutra pero también es dura y poco adecuada para fotografiar, sobre todo en verano y con el cielo despejado. Más adelante hablaremos de este tema, que tiene tela, ahora solo me gustaría que os fijarais en que, incluso los tejados de Madrid parecen estar todos en un mismo plano, no hay volumen y eso a pesar de que las sombras son duras y desagradables.


A primeras horas de la tarde suele ser amarillenta. Os pongo estas ocas para que veáis la diferencia entre la luz que había en ese momento (las 15:00 aproximadamente) y que recogía nuestra cámara y lo que veían nuestros ojos



Y, al anochecer, suele ser anaranjada  y, a veces, con tonos malvas y morados (las nubes y esas cosas que ya veremos)


Y azulada al caer la noche


En fin, vamos a lo que podemos hacer con el balance de blancos de nuestra cámara.  Lo que hace esta función de tu cámara es compensar esos colores dominantes para que el blanco se vea blanco sea cual sea la hora del día, para que veamos la foto resultante igual que cuando miramos la escena con los ojos. El modo automático del balance de blancos funciona bastante bien en la mayoría de los casos, pero es mucho mejor elegir manualmente el que más nos interese en cada ocasión. No es muy difícil deducir que el balance de blancos de Día es el apropiado en un día normal con cielo despejado o medio nublado; el de tungsteno será apropiado para sitios con luces de tungsteno, para que las fotos no salgan azules; y el de fluorescente para que no salgan amarillas con ese tipo de luces.

Ese es el uso correcto y "académico". Pero hay otro mucho más interesante y es el que nos permite usar el balance de blancos para mejorar nuestras fotos. Por ejemplo, los que me conocéis o los que habéis visto los datos de mis fotos os habréis dado cuenta de que, la mayoría de las veces, el balance de blancos es Nublado. Eso es  porque me gusta el tono cálido que este balance da a las fotos a cualquier hora del día.


Así se habría visto de haberla tomado con balance de blancos automático o de día


Y, por supuesto, también en los retratos. El primero fue tomado con balance de blancos nublado y el segundo, es una "interpretación" del Camera Raw, de cómo abría sido una toma con el balance de blancos "correcto"




Y, el caso en el que más se nota la fuerza de este cambio en el balance de blancos: las puestas de sol: esta es una puesta de sol tomada en modo automático


Y esta ese la misma (hecha medio minuto después) pero tomada con modo nublado



Como veis, la elección del balance de blancos puede cambiar mucho nuestras fotos y darles el aspecto que queramos. Yo os recomendaría que probarais distintas opciones en circunstancias varias para que descubráis por vosotros mismos todo el potencial que tiene esta función de la cámara más allá de corregir la dominante de color de la luz

Os habréis dado cuenta de que no he incluido ninguna tabla ni esquema sobre las temperaturas o cómo van organizados los distintos balances de blanco en las cámaras. Ha sido así porque, si queréis saber más sobre la teoría de la temperatura del color, tenéis un montón de sitios en internet dónde buscar y lo otro lo podéis ver en vuestra propia cámara. Ya os he dicho que pretendo prescindir en todo lo posible de explicaciones técnicas demasiado densas.

En cuanto al balance de blancos personalizado, ya hablaremos más adelante. De momento, divertíos jugando con esto y compartid el resultado con todos nosotros en los Jueves Fotográficos (no tenéis que compartir la foto el jueves, evidentemente, sino cualquier día de la siguiente semana) a través de Blogger o de Facebook. Como más os apetezca.

Y, si os gustan nuestras explicaciones, seguid el blog y no os perderéis nada.

Como siempre, si tenéis alguna duda, consultadla sin ningún reparo, que para eso estamos.
¡Que tengáis una semana fructífera y fotográfica!





coge el código InLinkz


Gracias por visitar mi blog. Espero que te guste mi trabajo
Conoce mis artesanías en :Cíclope a mano
Si te apetece, deja un comentario, me encantará conocer tu opinión, pero, por favor, intenta escribir sin abreviaturas ni contracciones, será más fácil entendernos. Gracias

6 comentarios:

  1. No había oido nunca do del balance de blancos, me parece increíble como puede cambiar una foto. Yo creo que mi camara no lo tiene pero lo buscaré en el manual. También me ha parecido muy interesante lo de la luz a lo largo del día, muy bien explicado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Merche. Seguro que sí lo tiene. Lo tienen hasta las más antiguas."Sustituye" a los distintos tipos de carrete que se usaban antes

      Eliminar
  2. Ahora mismo me voy a buscarlo en mi cámara. ¿Alguna pista de donde puede estar?

    ResponderEliminar
  3. Estoy trabajando en esta parte, en breve publico!!
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Bueno MªJesús, ya lo tengo, he recuperado mi cámara para continuar la participación. Disfruté mucho con este tema!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! A ver si pronto vemos los resultados
      ¡Besos!

      Eliminar

Si te apetece, deja un comentario, me encantará conocer tu opinión, pero, por favor, intenta escribir sin abreviaturas ni contracciones, será más fácil entendernos.
Gracias

Si te apetece, deja un comentario, me encantará conocer tu opinión, pero, por favor, intenta escribir sin abreviaturas ni contracciones, será más fácil entendernos.
Gracias